Toll Free

mirador-title

Con una caída de 453 metros, Piedra Volada es la cascada más alta de México y la número once del mundo; está ubicada a 7 kilómetros de Basaseachi, la segunda cascada más alta del país, con sus 246 metros de caída libre.

De una belleza sobrecogedora, están rodeadas por uno de los bosques de pino mejor conservados en la República Mexicana. Sólo puede llegarse a ellas a pie y acompañado por un guía local. Sus veredas conducen a los miradores de Huajumar y al Cerro de la Corona, que se sitúan frente a la caída del otro lado de la hermosa barranca de la Candameña. La observación de estas sorprendentes bellezas naturales es posible desde varios miradores: el de la parte alta de la cascada, el de la base, el de la ventana y los de San Lorenzo, unidos por veredas entre el bosque.